Deportes

A 36 años del segundo grito argentino en el Azteca

Un 29 de junio, la Selección Argentina derrotó en la final a Alemania por 3 a 2 y por segunda vez, se consagró campeón del mundo en México 1986, donde fue su primer título para Diego Armando Maradona.

El seleccionado argentino, bajo al mando de Carlos Bilardo y teniendo a Diego Maradona como figura excluyente, alcanzó nuevamente la gloria en el Estadio Azteca, en una tremenda final no apto para cardiacos.

El camino para llegar a la tan deseada consagración, Argentina debutó en el Mundial con una victoria por 3-1 ante Corea del Sur. Dos tantos de Valdano y otro de Ruggeri para el triunfo.

En la segunda fecha empató 1-1 frente a Italia, que llegaba como campeón. El gol lo marcó Maradona. Cerró la fase de grupos venciendo 2-0 a Bulgaria, con gritos de Valdano y Burruchaga.

En octavos, derrotó a Uruguay con un ajustado 1 a 0, con gol de Pedro Pasculli, hasta que en cuartos de final se cruzaba con Inglaterra, en lo que era un partido histórico. El encuentro se disputó en el estadio Azteca con un Diego sobresaliente. Diego marcó el primer gol, con “la mano de Dios” y luego el segundo, el mejor tanto de la historia de los Mundiales. Fue 2-1 para llevar a las “semis”.

Luego tres días después, se enfrentó a Bélgica y el “10” la volvió a romper y con dos tantos, se clasificó a la final de la Copa del Mundo.

Argentina venció a Alemania en un estadio Azteca repleto. La tarde del domingo 29 de junio de 1986 nunca será olvidada por ningún alma albiceleste. Los guerreros que tenían el color del cielo en sus pechos tocaron el firmamento del fútbol y se coronaron con una gran victoria épica.

El equipo dirigido por Bilardo alineó de esta manera: Nery Pumpido; Sergio Batista, José Luís Brown, Jorge Burruchaga, José Luís Cuciuffo, Diego Maradona, Jorge Valdano, Héctor Enrique, Ricardo Giusti, Julio Olarticoechea y Oscar Ruggeri.

Mientras que Los Teutones tuvo esta formación: Schumacher; Briegel, Brehme, Forster, Eder, Matthaus, Magath, Rummenigge, Jakobs, Allofs y Berthold.

A los 23 minutos del primer tiempo, con un cabezazo, José Luis Brown abrió el marcador para el equipo de Bilardo. En la segunda mitad, Valdano aumentó y puso el 2-0. Pero Alemania igualó con tantos de Rummenigge y Völler.

A falta de siete minutos para la finalización del partido, tras un gran pase de Maradona, Burruchaga protagonizó una épica corrida para poner el 3-2 definitivo, dándole el segundo y último título mundial que consiguió el conjunto nacional en tierras mexicanas.

Por otra parte, el conjunto albiceleste había llegado al Aeropuerto Ministro Pistarini de Ezeiza, donde cerca de 10 mil personas fueron a recibir a sus héroes, luego del segundo título mundial.

Los minibuses que esperaban por los jugadores y el cuerpo técnico, entre empujones y un caos total, evitaron un primer saludo al desembarcar en territorio argentino.

Desde Ezeiza hasta Casa de Gobierno fueron poco más de seis horas en un trayecto que, por ese tiempo, demoraba 40 minutos.

El plantel tuvo que entrar por la puerta de atrás de la Casa Rosada porque la Plaza estaba como en sus mejores tarde-noches, en una escena muy parecida a la que exhibió tres años antes en el regreso a la democracia, justamente con Raúl Alfonsín, aunque esa vez, el Presidente saludó desde el balcón del Cabildo.

Tambien te puede interesar  Merlo: Se abrió la inscripción para el Selectivo Masculino de Hockey

Artículos Relacionados

0 0 Votos
Ranking del artículo
Suscribirse
Notify of
guest

0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver al botón superior
OK
Diario La Ciudad
Hola, mandanos un mensaje si queres recibir noticias en tu celular en tiempo real