Deportes

Automovilismo: falleció Alberto Canapino

Esta tarde, tras diez días luchando contra el coronavirus en un sanatorio de la Ciudad de Buenos Aires, a los 57 años de edad, falleció el exitoso chasista Alberto Canapino. Justamente hoy, su hijo Agustín iba a presentar el auto con el que -juntos- irían por el quinto campeonato de Turismo Carretera.

La noticia cayó como un baldazo de agua helada: a las 14:15 falleció, producto de un paro cardíaco, Alberto Canapino. Llevaba algunos días internado en el Sanatorio Otamendi de la Ciudad, donde ayer fue trasladado a terapia intensiva, luego de sufrir complicaciones en su estado de salud.

El pasado 14 de enero, Agustín y Alberto Canapino habían presentado en sociedad la Squadra Canapino, el equipo con el que afrontarían la temporada 2021 del Turismo Carretera, buscando recuperar “el 1” de la máxima categoría del automovilismo nacional.

Incluso, para tomar dimensión de lo rápido que se agravó su cuadro, cabe mencionar que hoy, a las 15:00, su hijo Agustín presentaría el Chevrolet con el que debutará el próximo fin de semana en el Autódromo de La Plata, en la primera fecha del calendario del TC.

Querido y respetado por todos, Alberto Canapino dio sus primeros pasos en el automovilismo junto a otro oriundo de Arrecifes: Luis Rubén Di Palma. Su estreno como chasista del Volskwagen 1500 con el que El Loco competía en el TC 2000 se produjo la primera fecha del campeonato de 1986, en Balcarce.

Allí, Di Palma resultó ganador en la pista, pero fue descalificado en la verificación técnica, debido a elementos aerodinámicos como el alerón trasero y un aditamento en el techo, objetados por los comisarios deportivos. El tiempo le dio la razón a Canapino: cuatro años más tarde, con alerones y demás elementos, los autos del TC 2000 revolucionaron al automovilismo nacional.

Llegó al Turismo Carretera de la mano de Juan María Traverso, en 1994. Con el Flaco de Ramallo al volante, Canapino en el chasis y Jorge Pedersoli en los motores, una imponente Chevy violeta marcó el inicio de una nueva era en el TC, ganando dos campeonatos consecutivos (1995 y 1996).

En 1995 también se adjudicaron el campeonato del TC 2000, con Traverso al mando de un Peugeot 405.

Resultado de imagen para Ortelli 1998

Ya sin Traverso como piloto, en 1998, Canapino apostó por el joven Guillermo Ortelli y la nueva sociedad fue un éxito, otra vez: el piloto de Salto se consagró campeón (con 25 años, fue campeón más joven para ese entonces).

Ya en los 2000, luego de varios años junto al Gurí Martínez (múltiple subcampeón de Ortelli), el chasista de Arrecifes logró lo que no pudo con Traverso: ser tricampeón de TC. Primero fue Juan Manuel Silva, en 2005; luego Norberto Fontana, en 2006; y posteriormente Christian Ledesma, en 2007.

El bonus: lo hizo con tres marcas distintas, Ford, Dodge y Chevrolet.

Resultado de imagen para Canapino 2010

En 2010, Alberto Canapino empezó a consolidar una de las duplas más ganadoras del Turismo Carretera. Junto a su hijo Agustín, quien todavía daba sus primeros pasos en el automovilismo, se consagraron campeones del TC, peleando palmo a palmo con Mariano Werner.

A partir de ese momento, Canapino dejó de trabajar como responsable técnico de otros equipos en el TC y centró su actividad en su hijo. Pese a varios cambios en la denominación de su estructura, el rumbo siempre fue el mismo: volver a ser campeones bajo el propio techo.

Agustín terminó consagrándose no en una, ni dos, sino en tres temporadas consecutivas como campeón de TC, de 2017 a 2019. El buen funcionamiento se repitió en 2020, pero desperfectos mecánicos lo hicieron abandonar, perdiendo puntos valiosos y dejándolo sin chances de cara a la definición del torneo que acabó adjudicándose Mariano Werner.

Tambien te puede interesar  El día después de la Superliga


Artículos Relacionados

0 0 Votos
Ranking del artículo
Suscribirse
Notify of
guest
0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver al botón superior
OK
recibir noticias
Si queres recibir noticias gratis en tiempo real, Click en OK