Cultura

“Barcontodo”: Una banda de amigos con el amor como bandera

Barcontodo es algo muy nosotros, muy nuestro. Y por eso también es tan especial. Somos nosotros contra todo, en todas las circunstancias: ya sea que haya que pintar una casa, ayudar para una mudanza, ir a tomar unos mates, a un cumpleaños, a una joda…Para lo que sea, ninguno está solo. Siempre estamos acompañados“, relata Adrián Barrios, cantante y guitarrista del proyecto musical moronense Barcontodo.

Surgido como “una juntada de amigos”, la banda compuesta por Barrios y los músicos Ulises Martínez, Pablo Martínez, Elías Martínez y Rodrigo Ruiz Díaz es una muestra de que el amor, el compañerismo, el respeto, la amistad y la solidaridad son las herramientas para afrontar cualquier obstáculo y, además, pueden llevarte hasta donde sea.

La Ciudad conversó con Adrián Barrios de Barcontodo sobre los inicios de la banda, las dificultades que han sorteado a lo largo de este tiempo, su particular relación con otros proyectos musicales, su costado solidario con las organizaciones barriales y los próximos proyectos.

¿Cómo surgió Barcontodo?

Básicamente, surgió de un grupo de amigos. Somos todos amigos, si bien hay tres hermanos, todos nos juntábamos cotidianamente a tocar la guitarra, a tomar unos mates y charlar.

Cuando empezamos a juntarnos en ese contexto, hace un par de años, todos estábamos en diferentes proyectos musicales, pero yo tenía como algo pendiente esas ganas de construir algo con ellos.

Luego de charlarlo, decidimos un poco armar la banda: De repente teníamos a Pablito, que es el hermano que toca la batería, teníamos al otro hermano, Elías, que toca el bajo, a Ulises que toca la viola. En paralelo, yo estaba metiéndome en lo que es el canto…entonces, cuando quise acordarme ¡ya tenía la banda armada! Y todo arrancó así, por ese lado.

Barcontodo comenzó con esas ganas que tenía yo de querer grabar un disco o cuatro o cinco canciones, un EP con este grupo de amigos. Después, el proyecto quedó como medio en stand by en el 2018.

¿Cómo fue remontar la banda luego de ese stand by?

Nosotros paramos todo y, previo a la pandemia, a fines del 2019 si no me equivoco, por noviembre, volvimos a arrancar y lo hicimos con la formación de ahora, con Pablito Martínez en batería, Elías Martínez en bajo y coros, Ulises en viola eléctrica; yo pasé a usar la acústica y cantar, y tenemos a Rodri en la armónica y también en coros.

Prácticamente volvimos al ruedo en el 2019, ya encarando todo con más compromiso. Pero, nos pasó que veníamos laburando las canciones y, de repente, la pandemia, y eso como que fue un golpe, porque significaba “otra vez parar el barco”. Y paramos. Luego, en el 2020, yo cumplí treinta años y me agarró algo…que no sé como explicarlo, pero tenía esa sensación, esa necesidad que me decía “No, loco, esta banda tiene que salir adelante, estas canciones se tienen que largar”, ¡pero teníamos todo el viento en contra! Porque no nos podíamos juntar, no podíamos ensayar porque las salas estaban cerradas…Eran muchas cosas que me comían la cabeza.

¿Cómo hicieron para sortear las dificultades de la pandemia, todo ese “viento en contra”?

La realidad es que empezamos a juntarnos como podíamos, en la casa de algunos de los miembros de la banda, manteniendo la distancia y todas las precauciones propias de la pandemia. Pero ahí, en esa casa, nos pusimos a ensayar y a intentar grabar canciones, porque teníamos algunas de las herramientas para hacerlo. Y yo me propuse grabar y lanzar al menos una canción, sea como sea. Y, en agosto, lanzamos esa primera canción de Barcontodo, grabada caseramente.

Eran tantas las ganas y la necesidad de lanzar este proyecto con mis amigos, que no quise esperar más. Y desde ese momento no paramos de laburar hasta la actualidad, y cada vez venimos laburando más y más por Barcontodo.

“Barcontodo es un grupo muy ligado a la amistad, a los seres queridos, a la gente que está con nosotros. Acá ninguno está solo, siempre estamos acompañados”, detalla Barrios.

¿Por qué eligieron este nombre tan particular?

El nombre surge a raíz de otro nombre que teníamos como grupo de amigos. Luego de una anécdota de una salida que tuvimos, nos llamábamos “La banda del barco”. Y, como todos compartíamos la cotidianeidad todo el tiempo, esto de juntarse a charlar, a comer, a tomar unos mates, a salir, nos fuimos dando cuenta que “La banda del barco” estaba siempre con todos. Somos un grupo muy ligado a la amistad, a los seres queridos, a la familia, a la gente que está con nosotros. Entonces, “barcontodo” es un poco ese juego de palabras que denota esto: que “La banda del barco” está con todos, y para lo que sea. Ya sea que haya que pintar una casa, ayudar para una mudanza, ir a tomar unos mates, a un cumpleaños, a una joda…Para lo que sea, ninguno está solo. Siempre estamos acompañados.

Barcontodo es algo muy nosotros, muy nuestro. Y por eso también es tan especial. Somos nosotros contra todo, en todas las circunstancias.

¿Cuándo fue que Barcontodo salió oficialmente a los escenarios? ¿Cómo fue ese gran debut?

Barcontodo tuvo que esperar hasta el 2021. Recién en marzo del año pasado pudimos salir a tocar. Cuando apenas se pudo, salimos ahí en Oeste Rock en Casanova, en la casa de un amigo “El ruso”, que ya es como también nuestro segundo hogar, que está siempre. Es un lugar en el que nos sentimos sumamente cómodos.

Cuando arrancamos en marzo, fue con fecha agotada. Era la primera fecha de barco. Y, en abril, íbamos a tocar en Circus, pero otra vez nos golpeó la pandemia: aumentan los casos y nosotros, otra vez parados. Tuvimos que parar porque se volvió a cerrar todo. Pero, puertas adentro, nosotros seguimos laburando. Por ejemplo, nosotros no teníamos redes sociales, no teníamos tipografía, no teníamos logo. Entonces, yo que estaba en ese momento desempleado, empecé a estudiar Photoshop, a hacer animaciones, empecé a estudiar el marketing y la forma de usar las cosas, cómo hacer crecer tu proyecto. Y bueno, de ese lado creé las redes, el logo, la tipografía, la identidad de la banda, también la estética.

En septiembre del 2021 recién volvimos a tocar presencialmente. Y ya de ahí, básicamente no paramos. Incluso llegamos a ir a Mendoza en formato acústico. También fuimos a Capital. Tocamos en La Cúpula, porque siempre volvemos al oeste. Además, a nosotros nos gusta el compartir, el invitar a las bandas, vender a las bandas amigas, a los proyectos que vemos que se la juegan. Entonces, en las fechas de Barcontodo también apostamos a eso.

¿Cómo es eso de ese costado más solidario y compañero que tiene Barcontodo, no solo con las bandas sino, por ejemplo, con las organizaciones de barrio?

Como este es un proyecto independiente, también buscamos que haya compromiso en el asunto. Entonces, también las bandas que invitamos, lo hacemos de corazón. Hemos invitado a los chicos de Forasteros de Olavarría, también a muchas otras bandas amigas. Nosotros tenemos un sueño y una meta con la banda y nos gusta también, desde este lado, colaborar con el sueño ajeno también. Por eso colaboramos con otras bandas.

Respecto a las organizaciones, comedores, y demás, nosotros consideramos que estamos del lado de las buenas intenciones, en todos los aspectos, y quisimos participar de estas fechas a beneficio. Tuvimos tres al hilo: La fecha en Vadenuevo, la fecha en La Cúpula y la otra en La Chinaski, en González Catán.

¿Cómo es la dinámica de trabajo de Barcontodo? ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Con Barcontodo hemos grabado un videoclip, pudimos sacar más temas grabados como corresponde, en estudio. Ahora estamos laburando otras canciones y trabajando con una dinámica de laburo que consiste en grabar una canción y laburar un videoclip. Y, mientras tanto, tocar.

Por suerte, la gente ahora nos está recontra acompañando y, para este año, ya tenemos todas las fechas cerradas. Vamos a estar recorriendo otras provincias, como Córdoba, San Juan. También nos iremos hasta Uruguay, en donde nos presentaremos en formato acústico.

Nosotros estamos muy agradecidos, no solo con la gente que nos acompaña, sino también con todo el laburo que hay detrás del proyecto. Porque es mucho laburo tener una banda. Y desde acá agradecemos siempre a quienes nos abren las puertas de los espacios, así como también a lxs amigxs que siempre nos ayudan a planificar las fechas, los shows, con las redes sociales… Todo es mucho laburo que te consume tiempo, pero es el lugar en el que decidimos estar. Porque nos encanta, nos apasiona. Este es un estilo de vida al que nosotros nos subimos, y con mucho gusto.

Tambien te puede interesar  “Simbología Andina: QHAPAK ÑAN” un taller virtual sobre cosmogonía indígena

Melina Alderete

Escritora, periodista. Conductora y productora radial en Radio Kamikaze. Otaku empedernida. Ávida lectora, cuando tiene ganas. Fan del cine y los dibujos animados, de todo tipo y clase. Se considera una "inventora serial" que siempre se trae algo entre manos... En definitiva, un bicho raro, de otro planeta, pero que escribe. ¡Una marciana haciendo crónicas! Mail: unamarciana.haciendocronicas@gmail.com Instagram: @yo.marciana

Artículos Relacionados

0 0 Votos
Ranking del artículo
Suscribirse
Notify of
guest

0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver al botón superior
OK
Diario La Ciudad
Hola, mandanos un mensaje si queres recibir noticias en tu celular en tiempo real