HistoriaHurlingham

Claudio Bastida, vecino de Hurlingham y Héroe de Malvinas

“Mamá, quiero servir a la Patria”, le había dicho a María Vidriales antes de partir.

claudio bastida heroe

Claudio no tenía la obligación de cumplir con el servicio militar. María Vidriales, su madre, una trabajadora española, había enviudado años atrás.

Sin embargo, con 18 años recién cumplidos, se ofreció como voluntario y pasó a pertenecer al Regimiento de Patricios, en la Compañía de Infantería D Suipacha.

Claudio Bastida antes de Malvinas

Claudio había nacido en San Martín el 5 de junio de 1963. Cursó sus estudios secundarios en el Colegio Echeverría.

claudio esteban echeverria
Colegio Esteban Echeverría. imagen Hurlingham AR

Rody Rodríguez, periodista de Hurlingham que por aquél entonces cursaba también en la misma institución lo definió como “maravilloso, simpático y fanfarrón”.

El 30 de mayo de 1980 Rody y otros compañeros escuchaban la Lotería Nacional que sorteaba quienes deberían realizar el servicio militar obligatorio.

“Aquello era la clase ’62. Estábamos escondidos en el baño expectantes del sorteo, que duraba como tres horas”, cuenta Rody.

Rodríguez, al enterarse que debería cumplir con la “colimba”, cuenta que Bastida se acercó y le confesó: “Cómo te envidio, me encantaría hacer la colimba”.

Claudio Bastida durante Malvinas

Bastida estaba haciendo el servicio militar en el Regimiento Patricios cuando estalló la guerra.

“Frankestein”, como lo llamaban sus compañeros por su enorme tamaño, no dudó ni un instante y pidió ir al sur.

Los soldados Patricios se dividieron entre Puerto Argentino, Dos Hermanas y Longdon. Su sección de ametralladoras tenía la misión de apoyar al Regimiento 7.

A Claudio le tocó el Longdon. Dícese el combate más sangriento de la Guerra, que acaeció el 14 de junio de 1982.

En su trinchera, Bastida y Daniel Orfanotti -el apuntador de la MAG- dispararon sin respiro contra los paracaidistas ingleses que superaban a las fuerzas argentinas.

Un compañero que los vio combatir recordó que cuando las esquirlas dieron de lleno en el cuerpo de Bastida, un pequeño fragmento de metal se incrustó en el cuello de su compañero.

“Ocurrió que las bombas lanzadas por los ingleses eran de esas que buscan el calor u objetos ‘calientes’, por eso cayó una muy cerca de la MAG “, dijo el ex soldado Patricio.

“Eso nos da una idea de la cantidad de balas que escupió la ametralladora de Bastida en esa cruenta batalla”, agregó.

Claudio Bastida, después de Malvinas

En 2009 el Regimiento de Patricios erigió un monumento a su memoria.

El coronel Gabriel Bao comparó su valor con el de Orencio Pío Rodríguez durante las Invasiones Inglesas y la del coronel Manuel Rosetti en la Guerra del Paraguay.

Su madre María estaba allí y presenció con emoción el homenaje a su hijo y su sacrificio.

Pero al dolor de la ausencia se le sumó otra angustia. Claudio no tenía una tumba a su nombre.

maria vidriares madre claudio

En 2010 a partir del Plan Proyecto Humanitario de cotejar muestras de sangre de familiares con los restos de los combatientes, una luz apareció.

María y su hija Alicia, hermana de Claudio, al igual que él en Malvinas, dieron su sangre.

En noviembre de 2018, Miembros de la Secretaría de Derechos Humanos, del Equipo Argentino de Antropología Forense y del Centro Ulloa le notificaron: “Claudio yace en la tumba D.B.3.6″.

claudio monumento malvinas
Monumento a Veteranos y Caídos en la Guerra de Malvinas de Hurlingham (Bonorino y Vergara, Villa Tesei)

Fuentes: Gaby Cociffi, Infobae; Rody Rodríguez, Historias de Hurlingham.

Tambien te puede interesar  Castelar: Casa Malvinas celebra su primer año como sitio de memoria

Radio Kamikaze en Vivo

EN VIVO

Artículos Relacionados

0 0 Votos
Ranking del artículo
Suscribirse
Notify of
guest

0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver al botón superior
OK
Diario La Ciudad
Hola, mandanos un mensaje si queres recibir noticias en tu celular en tiempo real