Ituzaingó

Con valor y al frente: La historia de Jésica Buonanduci la bombera más famosa

“Es sumamente necesario, en la vida de cada persona, dedicar un tiempo a hacer trabajos desinteresados”, sostiene Jésica Buonanduci, bombera voluntaria de Ituzaingó y de la brigada USAR ARG11 “2 DE JUNIO”.

Con casi dos décadas en la profesión, Jésica representa al país en distintas actividades latinoamericanas dedicadas a la actividad bomberil y, en el homenaje de Alberto Fernández al personal esencial durante la pandemia se la vio en la Casa Rosada a principios de este año, Jésica acudió en nombre de todos los bomberos y bomberas del país.

La Ciudad charló con la bombera acerca de la profesión, la empatía, el voluntariado, el ambiente bomberil para las mujeres y la importancia del trabajo empático y en equipo.

¿Cómo fue tu ingreso al cuerpo de Bomberos?

Cuando me uní a Bomberos fue por conocer a la gente que trabajaba en el cuartel. En ese entonces, no entendía bien la idea de trabajar de forma solidaria para el otro. Hasta que me puse a pensar que es sumamente necesario, en la vida de cada persona, dedicar un tiempo a hacer trabajos desinteresados, ya sea para crecimiento personal o solo por empatía.
Sinceramente, creo que si cada uno de nosotros devolviera un poquito de lo bueno que recibe, todo mejoraría.

¿Cómo es tu trabajo en la brigada USAR ARG11 “2 DE JUNIO”?

La brigada se especializa en la búsqueda y rescate en estructuras colapsadas, como situaciones de terremotos, desastres naturales, etc. Eso me llevó a trabajar con gente de diferentes partes del mundo, con quienes compartimos la misma especialización.

Me desempeño como encargada de guardia, y tengo la obligación de guiar y, por sobre todo, cuidar a mi equipo. No es tarea fácil, pero cada componente está capacitado para la labor asignada. Nos preparamos para eso. Mi trabajo también me permite representar al país en cada uno de los encuentros con colegas de otros países. Para mi es un orgullo llevar la instrucción que recibí en Argentina.

Jésica junto a Ricardo Da Monte, Pte de a asociación de bomberos voluntarios de Ituzaingó

¿Cómo es el ambiente bomberil para las mujeres?

El ingreso de mujeres a los cuarteles de bomberos todavía sigue siendo complicado. Como experiencia propia, puedo decir que Bomberos Voluntarios de Ituzaingó me recibió con los brazos abiertos. El cuerpo de Bomberos necesita gente que trabaje y ame esta profesión, más allá del género. Es un trabajo que, desde su creación, es voluntario. Se creó así y seguimos manteniendo esa tradición.

Creo que, si le preguntás a más de uno si quisiera ser un bombero pago, te diría que no, porque se perdería la vocación.

¿Cómo se solventa el cuartel?

Al ser voluntario, el cuartel sale a flote con el aporte de los socios, que son nuestros queridos vecinos que nos ayudan con una cuota mensual a cubrir gastos de servicios básicos como luz, gas, teléfono, así como también combustibles, repuestos y seguros para poder usar nuestras unidades móviles.

¿Cómo fue el reconocimiento del Presidente en el homenaje en Casa Rosada?

Nos llamaron del Ministerio de Cultura para hacer un spot publicitario para la Presidencia. Nunca pensé que iba a estar ni cerca del Presidente. Cuando llegué allá y me encontré con que no había ningún spot y que, en su lugar, se estaba dando semejante homenaje, fue una sorpresa muy emocionante. Nunca me lo hubiese imaginado.

En el momento del reconocimiento estábamos en una época dura, de demasiada incertidumbre. Habíamos cambiado todos nuestros protocolos de trabajo en pos de la pandemia. Fue aprender todo de nuevo, dejar costumbres de lado, reducir nuestros grupos de trabajo. Fue una situación muy dura, ya que la pandemia nos aislaba constantemente.
Ante esto, que un día venga, tanto el Presidente como un vecino del barrio a agradecerte por lo que estás haciendo, es algo que te llena el alma.

¿Qué consejo le darías a una persona que quiere comenzar una carrera como bombero/a?

El consejo que le doy a cualquier persona que quiera entrar a un cuartel de bomberos es que lo haga con pasión y profesionalismo. La profesión no es una cuestión de género, sino de capacidad. Tienen que saber que, este oficio, es dedicar tu vida por proteger al otro. Al final del día, uno se da cuenta que está haciendo algo bueno para cambiar el mundo.

Shares
Tambien te puede interesar  160 comercios en Ituzaingó ya se adhirieron a las promociones para las compras navideñas

Artículos Relacionados

0 0 Votos
Ranking del artículo
Suscribirse
Notify of
guest
0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver al botón superior
BANNER-WEB-RENACE-800X700-PX (2)
OK
Diario La Ciudad

¡Hola!

Sumate a nuestro canal de Telegram para recibir GRATIS noticias en tiempo real HAGA CLICK AQUI : https://t.me/laciudadweb

Recibir noticias