CulturaUltimas Noticias

Luchas cotidianas y peleas fantásticas: El mundo artístico de Agustina Scliar

“En mis obras hay una fuerte presencia femenina. Mujeres fuertes, o enfrentándose a situaciones difíciles o peleas, aunque abstractas o irreales, con una fuerte presencia de lo fantástico”, detalla acerca de su trabajo Agustina Scliar, una artista oriunda de Haedo que actualmente reside en Morón y cuyas ilustraciones captan la atención de lxs espectadores de todas partes a partir de su difusión en Instagram.

Scliar, quien dibuja desde su temprana infancia, ha ilustrado su primer libro a los dieciséis años y es Licenciada en Artes Visuales con orientación en grabado por la Universidad del Museo Social Argentino. En esta institución, en el transcurso de su último año, la artista quedó seleccionada para participar de la Feria Internacional de Grabado en Bilbao, donde sus obras fueron expuestas junto a las de artistas de todo el mundo.

En diálogo con La Ciudad, Agustina Scliar repasa sus inicios en la ilustración, reflexiona acerca del arte y el elitismo ligado a él, el ambiente artístico para las mujeres y personas de la comunidad disidente y la importancia de formarse en conjunto con otrxs artistas y colectivizar el arte.

¿Hace cuánto que te dedicás a la ilustración? ¿Cómo recordás ese primer acercamiento al arte visual?

Dibujo desde que tengo cinco, seis años. Comencé porque, como cualquier niñx, quería ser veterinaria cuando era chiquita, entonces me la pasaba dibujando animales de todo tipo. 

Además, tenía una fuerte pasión por la fantasía, inspirada en El Señor de los Anillos, el cual leí por primera vez a los diez u once años.  Por otro lado, (por qué negarlo) me la pasaba mirando Pokémon, obsesión que hasta el día de hoy mantengo. Debido a esto comencé a dibujar monstruos, criaturas fantásticas, y héroes o heroínas.

Formalmente, me dedico a la ilustración desde hace unos años, e ilustré mí primer libro a los dieciséis años, aunque, por supuesto, he mejorado mucho desde entonces, y me involucré en proyectos más profesionales.

“Por lo general, tengo una influencia de estilos japoneses, como el animé o artistas del ukiyo-e, a la que claramente le voy dando mi propia impronta”, reflexiona Agustina Scliar sobre su trabajo.

¿Cómo fue tu formación en el mundo de la ilustración y el dibujo?

Me fui formando en varios lugares, desde talleres hasta instituciones. Recibí el título de Lic. en Artes Visuales, con orientación en grabado, en la Universidad del Museo Social Argentino (UMSA). También realicé una Diplomatura en la Universidad de Buenos Aires (UBA) específicamente sobre el grabado japonés, llamada “El Universo del Ukiyo. La vía de la Xilografía Japonesa”.

¿Qué es lo que te inspira al momento de crear? ¿Tenés algunas obras o referentes artísticos?

Es mucho lo que me inspira o lo que me atrae visualmente al momento de dibujar. Por lo general, tengo una influencia de estilos japoneses, como el animé o artistas del ukiyo-e, a la que claramente le voy dando mi propia impronta. Artistas japoneses como Utagawa Kuniyoshi, con sus grabados de ‘gatitos’ haciendo cosas de personas, o Kazuaki Kitamura, también de ‘gatitos’, pero por lo general con tatuajes, de aspecto más ‘agresivo’ o incluso tatuando. Esos son personajes que me inspiran a crear.

Aun así, no tengo referentes claros, sino más bien artistas que me gustan o me voy encontrando en el camino que me inspiran de alguna forma u otra a dibujar o ilustrar. Parte de la creatividad, yo creo, viene de ver obras que por más ‘lejos o cerca’ que estén de la obra propia, te llaman la atención por algo, o hay algo que uno quiera ‘robar’ (en el buen sentido) de esos autores y unx puede aplicar al momento que dibuja, ilustra, pinta, etc. 

¿Cuáles son los mensajes, sensaciones o momentos que intentas transmitir en tus trabajos?

Respecto a los mensajes, sensaciones, yo creo que no pienso en eso cuando voy dibujando, sino que el mensaje quizá se lo doy después, o mismo se lo da después el espectador. 

Claramente, tengo una línea o una idea en común en mis ilustraciones. Algunas tendrán mensajes más contundentes, y otras son por el mero hecho de crear un ‘mundo nuevo’. Una profesora de dibujo, en las devoluciones de fin de año, una vez me dijo que mis trabajos son ‘como pequeños momentos, vistos desde muy lejos, capturados de alguna forma u otra’. Esto también se debe a que mis obras suelen ser de tamaño pequeño.

Por otro lado, en mis obras hay una fuerte presencia femenina. Mujeres fuertes, o enfrentándose a situaciones difíciles o peleas, aunque abstractas o irreales, con una fuerte presencia delo fantástico. Sin embargo, al ser un dibujo, que está ‘detenido’ en el tiempo, nunca se sabe el resultado, y esto queda en la mirada del espectador.

“El ambiente artístico es un pequeño mundillo en donde, como en todos los ámbitos, domina el patriarcado”, comenta Scliar.

¿Cómo fue la experiencia de participar de la Feria Internacional de Grabado en Bilbao? 

En mi último año de facultad, y en el proceso de la tesis para recibirme, varias compañeras de la Universidad (quienes nos especializamos en grabado), quedamos seleccionadas para participar de la Feria Internacional de Grabado en Bilbao (FIG Bilbao). Cada una presentó un proyecto distinto para la posibilidad de exponer junto a artistas de todo el mundo. 

La experiencia estuvo muy bien, más aún siendo todas artistas mujeres (las que fuimos de mi Universidad) en un ‘pequeño mundillo’ en donde, como en todos los ámbitos, domina el patriarcado. 

Sin embargo, también creo que el mundo del arte es elitista, y no todos tienen las mismas posibilidades, ni de estudiar, ni de tener tiempo para crear, o a veces, ni siquiera para comprar los materiales, o incluso de acceder a los Museos. Mi mamá me regaló el pasaje (no sin dificultades económicas) para poder exponer en España. El viaje no estaba contemplado y, de hecho, hubo compañeras que no pudieron ir al otro lado del charco para ver su propia obra. 

Desde tu experiencia, ¿cómo ves el ambiente del arte visual para las mujeres y personas de la comunidad LGBT+?

Es un circuito muy cerrado, aún más para mujeres o para compañerxs de la comunidad LGBT+. Incluso, en la mayoría de las universidades o talleres artísticos, casi la mayoría de las personas que participan son mujeres o personas de la comunidad, y eso no se condice con la mayoría de los artistas de renombre mundial. Por otro lado, es un ambiente aún más hostil para las compañeras y compañeros de la comunidad trans, quiénes muchas veces ni siquiera pueden acceder al sistema educativo, y mucho menos a estudiar una carrera artística. 

“Historia del arte, penes con pincel”, dice una canción de Las Bistecs. Y esto lo digosin desmerecer a los artistas varones que luchan día a día para hacerse su lugar en el mundo del arte, sino más bien hablando de los grandes nombres de la historia, y cómo las mujeres nos tuvimos que hacer nuestro lugar.

Aun así, yo creo que es tarea de los compañeros, compañeras y compañeres que nos encontramos en este camino de mostrar fuerza en conjunto y organización para cambiar el mundo del arte, que hoy está atado al sistema capitalista. 

“Tenemos una idea muy elevada de la función del arte como para negarle una influencia sobre el destino de la sociedad“, dice León Trotsky en sus apuntes del Manifiesto.

¿Qué consejo le darías a unx artista del conurbano que quiere comenzar a mostrar sus trabajos?

Primero que no se rinda ante la frustración, algo en lo que no soy muy buena, porque de ahí también se aprende. Mi opinión personal es que no todo lo que unx hace tiene que tener un significado o una opinión, hay veces que eso lo va a completar quien lo mire. 

No obstante, lo que dice la obra de unx es igual de importante, asimismo como a los concursos o becas que unx aplica. Por ejemplo, el último concurso al que ingresé es al II Salón Latinoamericano y V Nacional de Grabado “Palestina Libre”, (2020) el cual se hace todos los años, y visibiliza, junto a la Embajada de Palestina, la ocupación israelí en territorio palestino.

Por último, también creo que juntarse con otros artistas, participar de talleres, visitar museos o investigar otras disciplinas es igual de importante que el tiempo que uno se toma para crear. En definitiva, en nuestras casas estamos solos dibujando, pero cuando es colectivo, el resultado es mucho más fructífero

Tambien te puede interesar  Una sucesión de robos en El Barrio Procrear de Udaondo preocupa a los vecinos. El municipio prometió soluciones

Melina Alderete

Escritora, periodista. Conductora y productora radial en Radio Kamikaze. Otaku empedernida. Ávida lectora, cuando tiene ganas. Fan del cine y los dibujos animados, de todo tipo y clase. Se considera una "inventora serial" que siempre se trae algo entre manos... En definitiva, un bicho raro, de otro planeta, pero que escribe. ¡Una marciana haciendo crónicas! Mail: unamarciana.haciendocronicas@gmail.com Instagram: @yo.marciana
0 0 Votos
Ranking del artículo
Suscribirse
Notify of
guest

0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver al botón superior
OK
Diario La Ciudad
Hola, mandanos un mensaje si queres recibir noticias en tu celular en tiempo real