#ElMomentoOtaku

Entre costumbres propias y “ajenas”, ¿cómo se celebra la Navidad en Japón?

La Navidad en Japón es súper popular, a pesar de que sólo aproximadamente el 1 o el 2% de los japoneses adhieren al cristianismo, y se celebra a todo trapo de la mejor manera que pueda existir: Japonizando la fiesta.

Tal como han hecho con otras festividades extranjeras, como Halloween, la navidad en Japón se “japonizó” y tiene sus características peculiares que son propias sólo de su celebración en el país: La iluminación, la excesiva decoración, las costumbres culinarias, entre otras.

En Japón, la Navidad es una fecha para disfrutar con tu pareja o con amigos, a diferencia de como se celebra en occidente, que se hace rodeado de las familias. En el país oriental, el 24 de diciembre suelen realizarse diferentes reuniones, cenas y mucha fiesta. En cambio, Año Nuevo en Japón es una celebración más hogareña, ideal para reunir a todos los miembros de la familia, ir al templo y dar la bienvenida al Año Nuevo con comida y bebidas tradicionales.

El momento navideño en Japón es incluso considerado el más romántico del año, comparándose con la celebración de San Valentín en otros países. Durante la noche del 24, las parejas japonesas, especialmente las más jóvenes, reservan mesa en restaurantes costosos y se preparan para pasar una velada a puro romance.

Navidad japonesa con sabor a pollo frito yanqui

Contrariamente a lo que se esperaría de una festividad como esta en Japón, el 24 de diciembre es común comer no una comida típica japonesa, como el ramen o el onigiri, sino el llamado “Cubo de Navidad” de KFC, la franquicia estadounidense Kentucky Fried Chicken que se dedica al pollo frito.

El hecho de comer este menú especial en Navidad se convirtió en una nueva tradición japonesa y surgió en 1974. Cada Navidad, se estima que más de 3,6 millones de familias japonesas adquieren su menú festivo de la empresa estadounidense, que incluso se considera “la mayor representación navideña del país”.

El llamado “Cubo de Navidad” se inventó en los setenta para los turistas que llegaban a Japón en época de Navidad y quedó como un clásico para las fiestas japonesas.

La demanda por el “Cubo de Navidad” del KFC es tan alta en el período festivo japones, que la gente empieza a encargar los menús con seis semanas de antelación, y la fila el día de Navidad para retirar el pedido puede ser de horas.

Pero, ¿por qué se come en Japón pollo frito yanqui y no algo japonés? La razón reside en la decisión que tomó Takeshi Okawara, el primer manager de KFC en Japón, cuando en los años setenta creó el mítico menú de pollo frito para los extranjeros que llegaban al país en la época de las fiestas y buscaban “lo más parecido al pavo” que solían comer en sus casas durante estas fechas.

En 1974, KFC de Japón vio la oportunidad y lanzó una campaña navideña masiva a nivel nacional y que terminó siendo un éxito rotundo que impuso al “Cubo de Navidad” como la tradición festiva más importante de la fecha.

Ahora… ¡algo dulce!

Por fuera del furor por el pollo frito, en Japón también es tradición comer todos los 25 de diciembre la llamada “Tarta de Navidad”, un postre hecho de nata y frutillas, ligero y esponjoso, con crema chantilly y cubierto con frutillas naturales perfectamente cortadas.

La “Tarta de Navidad” o “Christmas Cake” es un símbolo de prosperidad japonesa que alude a la recuperación del país tras la Segunda Guerra Mundial.

Este postre empezó siendo una tarta de frutas que se vendió por primera vez en 1910 aunque su consumo no se masificó hasta la popularización de las celebraciones navideñas en Japón, a finales de la década de 1960. Además, el postre dulce japonés es entendido como un símbolo de prosperidad desde la Segunda Guerra Mundial, cuando Japón logró resurgir tras el conflicto bélico.

Según la tradición japonesa, la “Tarta de Navidad” debe comerse en la cena del 24 pero luego de las doce de la noche, cuando ya el 25 ha empezado. Si no lo comiste en ese mismo momento, se considera que ya “está echado a perder”, un pensamiento que incluso es trasladado hacia las mujeres japonesas solteras a las que han comenzado a llamar “Tarta de Navidad” si a los 25 años siguen solteras.

En Navidad, Japón se ilumina

Otra característica propia de la Navidad en Japón son las decoraciones excesivas con grandes luces. Si bien en las casas japonesas no son muy habituales, en los comercios y los parques la Navidad se celebra con todo y se traduce en las iluminaciones y espectáculos.

Los lugares considerados más emblemáticos en época de Navidad por su propuesta de iluminación navideña y belleza, son la estación central de Tokio, en la capital, el acuario de Osaka, Kaiyukan o el onsen Nabana no Sato, cerca de Nagashima.

Entre los espectáculos navideños de luces y sonidos, se encuentra la puesta que se realiza en el Caretta Shiodome, un centro comercial en la ciudad de Tokio.

Uno de los clásicos de la ciudad de Tokio es el montaje navideño que se realiza todos los años en el centro comercial “Caretta Shiodome”, en el barrio de Shiodome. En el patio exterior del lugar, rodeado de rascacielos y edificios altos, se puede observar un espectáculo de luces y sonidos.

También se realiza una gran puesta de luces en la antigua estación de Shimbashi, que abrió sus puertas el 10 de octubre de 1872 y las cerró en 1939 cuando se fusionaron dos antiguas líneas y se creó la nueva línea Ginza de Tokio.

Sin embargo, en el 2003 se reconstruyó y reacondicionó parte del edificio original y se creó un pequeño museo sobre la historia del ferrocarril, que se usa para fiestas privadas también. Al momento de la Navidad, en la parte exterior de la estación de Shimbashi, se coloca un tren navideño hecho de luces.

El tren de la antigua estación de Shimbashi es otro de los clásicos espectáculos de la Navidad japonesa.

Además del tren, el lugar cuenta con un túnel de luces que es considerado uno de los puntos más románticos y elegido por muchísimas parejas para sacarse fotos en el día de Navidad.

Y vos, ¿sabías todos estos datos sobre la Navidad japonesa? Si te interesa conocer aún más, podés visitar el último episodio de la versión audiovisual de #ElMomentoOtaku: Todos los viernes en Primera Dosis.

Tambien te puede interesar  “K-On!”: Todo sobre la nueva licencia de manga que llegará a Argentina por Kemuri Ediciones

Melina Alderete

Escritora, periodista. Conductora y productora radial en Radio Kamikaze. Otaku empedernida. Ávida lectora, cuando tiene ganas. Fan del cine y los dibujos animados, de todo tipo y clase. Se considera una "inventora serial" que siempre se trae algo entre manos... En definitiva, un bicho raro, de otro planeta, pero que escribe. ¡Una marciana haciendo crónicas! Mail: unamarciana.haciendocronicas@gmail.com Instagram: @yo.marciana
0 0 Votos
Ranking del artículo
Suscribirse
Notify of
guest

0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver al botón superior
OK
Diario La Ciudad
Hola, mandanos un mensaje si queres recibir noticias en tu celular en tiempo real