#ElMomentoOtakuUltimas Noticias

#ElMomentoOtaku: Otakismo para principantes II

Estos pibes de ahora dicen que son otakus, ¡ja! Otakus éramos los de antes, viejo”, se queja Gastón, el protagonista de la novela “Otaku” de la escritora Paula Brecciaroli.

El libro, que retrata fielmente el otakismo de los noventa, nos permite acompañar al protagonista, un “otaku de pura cepa” en su etapa adulta en la que intenta convivir con las nuevas generaciones de otakus en una Argentina que, dentro de poco, se iba a ir al diablo.

Si ya establecimos en Momentos Otakus anteriores qué era, en definitiva, ser otaku, en esta ocasión vamos a tratar de descifrar uno de los objetos que constituyen la afición de lxs otakus, intentando responder a la siguiente pregunta: ¿Qué es el manga? Repasando un poco la historia, podemos averiguarlo…

La palabra manga está compuesta por dos kanjis: “man” (漫), que puede traducirse como “informal” y “ga” (画), que significa “dibujo”. Entonces, podría definirse al manga como “dibujo informal”. Dentro de Japón, remite a las historietas en general, mientras que, por fuera del país nipón, está asociado exclusivamente a las historietas japonesas. Además, quienes se dedican a este tipo de historietas, se lxs denomina “mangakas”.

Un poco de historia

Situándonos históricamente, el origen del manga se remonta a la segunda mitad del siglo XIX e inicios del XX en el período de apertura cultural y económica japonesa, bajo el mandato del emperador Mutsuhito. Pero, antes de que se consolide el manga tal como lo conocemos hoy, existieron algunos antecedentes que fueron allanando el camino.

Por ejemplo, encontramos a mediados del siglo XII a la obra “Chōjugiga” de Toba no Sōjō, en la que se aprecia a animales que realizan actividades humanas, ilustrados de forma satírica.

Uno de los antecedentes del manga podría ser la obra “Chōjugiga” de Toba no Sōjō.

Más adelante en el tiempo, durante el período Edo se desarrollaron los libros conocidos como “Ehon”, que contenían ilustraciones que relataban las costumbres y las fiestas japonesas. Estos libros podrían estar más cerca de lo que hoy conocemos como manga, ya que, en sus narraciones, se tocaban temas relacionados a la comedia y a la crítica.

En el mismo período, también se gestó lo que se conoció mundialmente como “estampa japonesa”, de nombre original “ukiyo-e”, que significa literalmente “mundo que fluye”.

Las obras del ukiyo-e pretendían retratar ese mundo pasajero, por lo cual los artistas del género realizaban movimientos rápidos y precisos del pincel sobre el papel para luego traducirse en el estampado. Dentro de este movimiento artístico encontramos grandes exponentes, como Katsushika Hokusai, que llegó incluso a influenciar a artistas europeos como Van Gogh y Toulouse Lautrec.

“La gran ola de Kanagawa” (1831) es una de las obras más populares de Katsushika Hokusai.

De hecho, podría decirse que fue el propio Hokusai el que creó el término “manga” a través de una serie de manuales de dibujos rápidos, realizados con el fin de que jóvenes aprendices de dibujo lograran aprender las diferentes técnicas.

Sin embargo, a pesar de atribuírsele a Hokusai esta creación del término, el primer manga de la historia considerado como tal es “Tagosaku to Mokube no Tokyo Kenbutsu”, una obra del dibujante Rakuten Kitazawa realizada en 1902, en la que se cuenta la historia de dos campesinos, con poco conocimiento de la vida urbana, que realizan un viaje turístico a Tokio.

Disney aparece en escena

Fue luego de la Segunda Guerra Mundial que el manga comenzó a consolidarse como tal, con una gran influencia de los trabajos de Walt Disney. En 1947, el mangaka Osamu Tezuka publicó una serie de historietas con una animación en viñetas y ciertos rasgos de los personajes remitían al trabajo del animador estadounidense.

En 1952, Tezuka crea “Tetsuwan-Atom”, más conocido como “Astroboy”. Este trabajo se convirtió en la consolidación del género manga como tal y le valió a Tezuka el título del “dios del manga”.

El manga “Astroboy” fue posteriormente adaptado a animé, marcando la infancia de muchxs.

A pesar de la influencia yanqui en los mangas, es necesario considerar que las historietas japonesas poseen elementos que les son propios, tales como el sentido de lectura de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo en forma horizontal, el uso casi exclusivo de sombras e intercambios entre blanco y negro. También se destaca el fino diseño de los personajes, incluyendo el estilo característico de ojos grandes que les otorgan expresividad, el uso de onomatopeyas detalladas e imágenes auditivas.

Entonces, ¿qué es el manga?

En síntesis, el manga es definido como un dibujo informal con un mensaje o una historia que contar con gran influencia del arte de occidente, sobre todo en la época de la posguerra, pero con una serie de características que solo las historietas japonesas poseen. Y ustedes, ¿tienen algún manga favorito?

Tambien te puede interesar  Se cumplen 75 años del Voto Femenino, el “laurel que proclama la victoria”

Radio Kamikaze en Vivo

EN VIVO

Melina Alderete

Escritora, periodista. Conductora y productora radial en Radio Kamikaze. Otaku empedernida. Ávida lectora, cuando tiene ganas. Fan del cine y los dibujos animados, de todo tipo y clase. Se considera una "inventora serial" que siempre se trae algo entre manos... En definitiva, un bicho raro, de otro planeta, pero que escribe. ¡Una marciana haciendo crónicas! Mail: unamarciana.haciendocronicas@gmail.com Instagram: @yo.marciana

Artículos Relacionados

0 0 Votos
Ranking del artículo
Suscribirse
Notify of
guest

0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver al botón superior
OK
Diario La Ciudad
Hola, mandanos un mensaje si queres recibir noticias en tu celular en tiempo real