CulturaMorón

La aventura continúa: Kika, la artista viajera argentina y su regreso a Buenos Aires

La semana pasada en La Ciudad, Kika (seudónimo de Micaela Salvarrey), la artista oriunda de Castelar, nos contaba la historia del que denominó como “el viaje de su vida”. A sus 25 años, luego de haber terminado sus estudios como Profesora de Artes Visuales en la UNA, Kika decidió dejarlo todo y partir rumbo a Europa, en una búsqueda que, en principio, era estrictamente laboral y, posteriormente, se convirtió en una transformación artística y personal.

Hoy, la aventura sigue, y Kika nos relata la continuación de su historia: El regreso a la Argentina y la manifestación de su cambio como artista. Viejos rumbos que se convierten en nuevos y la fusión de disciplinas del arte, en una sola obra.

Viajaste por Francia, luego Suecia. Viviste como una “vikinga” en una caravana de los sesenta, en pleno invierno sueco, y luego… ¡Volviste a casa! Y decidiste que era hora de cambiar, de “estallar en arte” con todo lo aprendido. ¿Cómo fue eso?

Cuando volví de mi viaje, viví como un boom artístico. Antes de irme, yo siento que estaba dormida. Y, al volver, despertó todo en mí. Por ejemplo, me animé a denunciar por acoso sexual a mi padrino, que me manoseó en un velorio familiar y yo nunca había dicho nada. Y estuve en shock, apagada mucho tiempo a raíz de lo que pasó.

Creo que, en cierta forma, el viaje también tenía algo de esto, ¿no? Esa necesidad de irme era también porque ya no quería tolerar ciertas situaciones. Y todo se transformó cuando volví. Quería hacer cosas, cambiar mi arte también. Y empecé a mostrar más lo que hacía, mis pinturas, pero también mis escritos. Porque este viaje fue muy sobre la palabra. Además de pintar y dibujar, escribí muchísimo, y eso era algo que quería compartir también con el resto.

Y surge lo del “arte espontáneo” también, ¿no? Esto de crear algo en el momento, en un evento, rodeada de gente…

Sí, fue poner en palabras algo que siempre hice, que es hacer arte del momento. Yo siempre pinté y escribí lo que sentía en ese instante. Me dejo guiar mucho por mis sentimientos del presente.

Y, a raíz del viaje, siento que afiné mucho esta cuestión de poder reconocer qué es lo siento, por qué lo siento, cómo lo siento. Entonces, al crear mi arte, exploto y saco lo que me pulsa desde adentro en ese momento, en cualquier expresión: pintura, dibujo, escritura.

“En el arte, siento que encontré qué es lo que tengo que hacer en mi vida, mi propósito, la razón por la que vine a este mundo. Y creo que es fundamental que cada persona encuentre eso, y que sea algo que le guste”, afirma Kika. En la foto, parte del óleo que está haciendo actualmente, en honor a su abuela.

Es un poco también, crear con otros, en cierta forma, ¿no?

El hecho de pintar en vivo tiene mucho que ver con la devolución de los demás. Yo hice arteterapia también, entonces, sé que no todos ven lo mismo de una misma pieza de arte. Quizás, para mi significaba una cosa ese sentir momentáneo y, para vos, era algo completamente distinto.

Además, se juega algo del papel de artista también, que a veces una, como pintora, no sabe bien qué es lo que está haciendo hasta que se lo dicen otros, o hasta que ve con sus propios ojos la pintura terminada.

Como que estás en un trance a la hora de crear

Estás en otro mundo, ¿viste? Estoy acá, estoy ahí, estoy allá…Yo juego mucho con eso también. Estoy pintando en un evento, y estoy con la gente, doy unas pinceladas, paro y me tomo un mate, hablo con mis viejos, y así.

En el arte, siento que encontré qué es lo que tengo que hacer en mi vida, mi propósito, la razón por la que vine a este mundo. Y creo que es fundamental que cada persona encuentre eso, y que sea algo que le guste. Porque ese es nuestro legado, lo que le vamos a dejar al otro. La enseñanza está ahí, y ahí también está la inspiración. Porque, si yo te veo a vos haciendo lo que te gusta, lo que te hace feliz, esos actos me pueden inspirar a mí también para animarme a hacer lo mismo con mi propia vida y encontrar mi camino.

Mirando todo lo que recorriste, esos “otros caminos”, ellos también te llevaron a este, a darte cuenta de que tu camino es artístico

Para mí, todos tenemos un ser artístico. O sea, no hay posibilidad de que no tengamos una vía de expresión, porque somos seres sentimentales. Y el sentimiento se expresa, sea en poesía, sea en pintura, sea en música, sea en el arte de escribir, en el arte de cocinar, en cualquier arte. Pero somos arte, y eso, tarde o temprano, sale a relucir en cada uno de nosotros, de una forma u otra.

Y ahora, ¿qué vas a hacer? ¿Qué nuevos proyectos tenés planeados para vos?

Ahora el 16 de mayo tengo una exposición en la Galería de Arte H de Palermo. Allí se podrán apreciar unas obras mías que fueron seleccionadas, junto con el trabajo de otrxs artistas. Les recomiendo mucho que vayan y que me aprovechen porque me voy de nuevo, eh…

¿Cómo que te vas? ¿A dónde?

¡Me vuelvo a Europa! Luego de mi travesía, al volver acá, se contactaron conmigo desde Francia porque quieren que vuelva al país, pero, esta vez, a hacer arte. Me voy dentro de unas semanas a los Alpes Franceses a dar mis talleres. ¡Es un sueño hecho realidad!

Tambien te puede interesar  Los Caballeros de la Quema… ¿al Luna Park?

RADIO KAMIKAZE en vivo

Suscribite al newsletter de La Ciudad

* indicates required
¿Qué noticias te gustaría recibir?

Melina Alderete

Escritora, periodista. Conductora y productora radial en Radio Kamikaze. Otaku empedernida. Ávida lectora, cuando tiene ganas. Fan del cine y los dibujos animados, de todo tipo y clase. Se considera una "inventora serial" que siempre se trae algo entre manos... En definitiva, un bicho raro, de otro planeta, pero que escribe. ¡Una marciana haciendo crónicas! Mail: unamarciana.haciendocronicas@gmail.com Instagram: @yo.marciana

Artículos Relacionados

0 0 Votos
Ranking del artículo
Suscribirse
Notify of
guest
0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver al botón superior
OK
Diario La Ciudad
Hola, mandanos un mensaje si queres recibir noticias en tu celular en tiempo real