La Izquierda propone más participación popular en las decisiones políticas y sociales

El Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) en el Frente de Izquierda, planteó la necesidad de una asamblea constituyente libre y soberanaque sea capaz de expresar verdaderamente la voluntad popular, que esté conformada por un diputado cada 20 mil habitantes, que sus miembros no formen una casta privilegiada y que sean revocables y cobren lo mismo que un docente”.

En una semana de continuas amenazas hacia los dirigentes opositores al Gobierno, este sector de la izquierda redobla la apuesta  proponiendo una Constituyente que “exprese a las grandes mayorías obreras y populares sin limitaciones ni contrapesos”.

Desde el PTS en el Frente de Izquierda peleamos por la instancia de asamblea constituyente libre y soberana en el marco de una grave situación política, ya que las grandes mayorías rechazan el plan económico del Gobierno, que está llevando adelante un saqueo histórico a pedido del FMI, garantizando el pago de la deuda externa ilegal, ilegítima y fraudulenta.”, argumenta Griselda Bulgach, militante del PTS, congresal y delegada de Suteba por la lista Marrón.

La propuesta es crear comités de solidaridad y defensa permanente de todos aquellos que están en lucha, “como verdaderas instancias de coordinación y autodefensa, con mandatos votados en asambleas de base de los lugares de trabajo y estudio. Estas instancias, en la medida en que se desarrollen, se pueden centralizar provincial y nacionalmente para enfrentar el plan de ajuste que ordena el FMI”.

Al frente de todo esto encontramos procesos de lucha importantes como en Astillero Río Santiago y Hospital Posadas, donde proponemos dar mayor impulso a los comités de solidaridad y de defensa permanente, que ya se vienen desarrollando con muy buenos resultados. Trabajamos con los vecinos del barrio Carlos Gardel, docentes y estudiantes, que se han dispuesto a defender la salud pública, haciendo de ella una causa popular para que triunfen todas las luchas, fortaleciendo una perspectiva de conjunto, convocando a todos quienes peleamos por la salud y la educación pública, por la recuperación de puestos de trabajo y contra el vaciamiento planificado”, asegura Bulgach.

La asamblea constituyente permitiría que verdaderamente se exprese la voluntad popular y tiene relación directa con las luchas cotidianas de los trabajadores. “Así lo demuestran las asambleas en los lugares de trabajo y estudio, donde se decide y se vota democráticamente”, comenta Griselda y agrega: “Mientras Macri  dice que no hay otra salida, nosotros decimos que sí y esa organización obrera y popular hay que construirla ahora”.

 

Por Daniela Yacub.



Artículos Relacionados

0 0 Votos
Ranking del artículo
Suscribirse
Notify of
guest
0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver al botón superior
OK
recibir noticias
Si queres recibir noticias gratis en tiempo real, Click en OK